fbpx

SOS COSTA GRANDE

(Misael Tamayo Hernández, in memóriam)

El año nuevo nos sorprendió con dos cosas: la designación del candidato de Morena para Guerrero Félix Salgado Macedonio, y la rebelión de dos de los precandidatos que más llamaban a la unidad cuando Félix no se sumaba a sus reuniones, y que aseguraban que aceptarían el resultado de las encuestas.

Hoy, tenemos a Salgado Macedonio recorriendo los municipios y distritos del estado, con la encomienda de crear los comités de defensa de la Cuarta Transformación, mientras que sus más acérrimos adversarios, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros y Luis Walton Aburto, anuncian que no aceptarán imposiciones y que recorrerán también la entidad para “consultar” a sus seguidores acerca del camino que han de tomar.

¿Así o más cardiaco el proceso interno de Morena?

Solamente dos mujeres reconocieron ya el triunfo de Félix Salgado Macedonio en el proceso interno. La primera fue Beatriz Mojica Morga, quien pese a ser una de las mujeres mejor calificadas a nivel nacional, aceptó primero, que la decisión del partido fue en el sentido de nominar a un hombre y no competir con una mujer. Y, dos, que los resultados de la segunda encuesta (recuerden que el proceso se repitió a petición de parte), le favorecieron a Salgado Macedonio.

Días después lo hizo la senador Nestora Salgado, a quien trataron de llevar al baile con una declinación que la hizo quedar muy mal frente a los guerrerenses, y se vio obligada a desdecirse.

De los demás, nada se sabe. El diputado Rubén Cayetano García, uno de los 18 precandidatos a gobernador por Morena, no dice si acepta o no a Félix Salgado Macedonio, pero sí reconoce que el proceso está cerrado y la decisión está tomada. De su parte, dijo el legislador, recorrerá las cabeceras distritales federales para reunirse con su gente y agradecer el respaldo, luego de lo cual harán un pronunciamiento.

La alcaldesa de Acapulco, Adela Román Ocampo, tampoco se ha pronunciado a favor o en contra de la decisión que tomó el Comité Ejecutivo, aunque Salgado Macedonio dijo este domingo en la Costa Chica que ya dialogó con Alberto López Rosas, con Marcial Rodríguez Saldaña; con el diputado federal, Rubén Cayetano García, con la alcaldesa Adela Román, así como con la senadora Nestora Salgado García, aunque esta última lo desmintió.

Marcial Rodríguez Saldaña, adoptando por fin su papel como líder del partido y no como un competidor más por la gubernatura, hizo ayer un llamado a todos los que firmaron el pacto de unidad, primero frente al delegado Salomón Jara y luego ante el dirigente nacional, Mario Delgado.

Recordemos que todos los aspirantes a la candidatura se comprometieron a respetar y acatar la decisión de la Comisión Nacional de Elecciones y el resultado de las encuestas sobre la elección interna, que en este caso favoreció a Félix Salgado Macedonio, quien será el candidato a gobernador del estado.

“Debemos honrar nuestra palabra que fue empeñada ante el presidente nacional del CEN, Mario Delgado, y ante la Comisión Nacional de Elecciones, en el sentido de respetar los resultados de la encuesta”, pidió Marcial Rodríguez.

Pero otros piensan distinto. Querían unidad, pero para ellos. Y el caso más desagradable es el de Luis Walton, quien llegó como externo a Morena, desertando de Movimiento Ciudadano,

Walton arrancó su precampaña con una fotografía de él con el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, en Palacio Nacional. Y vino a vender la idea de que el presidente le había dado luz verde para competir, y que su apoyo en la contienda pasada al panista Ricardo Anaya fue a “valores entendidos” con AMLO, pues éste comprendió que se trataba de una decisión de su partido a nivel nacional.

Eso decía Walton. Y a lo largo de la contienda, mientras la pugna se centraba entre Félix y Pablo Amílcar, Walton decía que sólo dos encabezaban las preferencias electorales: Él y Félix.

Pero sorpresivamente, después de que Mario Delgado ordenó una segunda encuesta, Walton se volcó en contra de Félix Salgado. Y comenzó a autoproclamarse ganador del proceso interno de Morena. Uno de sus últimos comunicados decía que la tendencia era ireversible a su favor.

Luego, el 30 de diciembre vino la designación de Félix y Walton guardó silencio durante 5 días, aunque sus seguidores estuvieron muy activos con el “Vamos Walton”.

Hasta que ayer escribió: “El senador Félix Salgado Macedonio sabe muy bien que empató conmigo en la encuesta, y que en la valoración de negativos salió perdiendo. También sabe que su candidatura fue producto de una fuerte presión al interior de Morena.

“Por esa razón, voy a regresar a todas las regiones del estado, para consultar en asambleas a las miles de personas que me han dado su confianza, y tomar una decisión conjunta sobre lo que sigue.

“Hay gente de Morena que nos apoya y hay muchos más que no tienen partido, que deben ser escuchados. Guerrero merece un mejor destino y es momento de tomar decisiones. ¡Aquí nadie se rinde y vamos para adelante!”

Es interesante detectar que Walton esperó a ver qué decisión tomaba Pablo Amílcar para tomar la suya. Claro, nunca fue su intención aceptar los resultados -que se sabe son del tercer lugar-, sino ser factor de división y lo más probable es que abandone Morena, si nos atenemos a sus propias palabras.

De Walton siempre se dijo que era el “caballo de Troya” del PRI para frenar precisamente a Salgado Macedonio, cuyo arrastre popular los tiene congelados. 

Bueno, ¿tanto para acabar en esto? Así se ve. La congruencia no es algo que se dé en maceta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *