fbpx

Palabra de Mujer

Ruth Tamayo Hernández

Morena se hunde en sus propios conflictos internos

448 diputados federales van por reelección

“No habrá risa; no habrá arte; ni literatura ni ciencia; sólo habrá ambición de poder, cada día de una manera más sutil”: George Orwell.

Lo que nos faltaba a los mexicanos, mis estimados; bien dice el dicho popular, que lo que no has de querer, en tu casa lo has de tener. Neta que los mexicanos no logramos atinarle al gordo, y vaya que ha llovido y granizado en nuestra milpa. Échenle un vistazo a la entrega para ver cómo les queda el ojo.

Antes del relato traten ustedes de recordar los discursos del nuevo gobierno de la Cuarta Trasformación. Uno de ellos, decía: “Seremos un gobierno distinto a los pasados”. Incluso, siguen diciendo lo mismo, aunque no es cierto, vemos más de lo mismo y algo peor. Pero como se trata de Morena, ahí no caben ni aceptan críticas.

Pero lo que se ve no se juzga. Bien pronto mostraron el cobre los morenos, incumplieron sus promesas de democracia y civilidad política, pero a ellos no se les puede criticar, porque te llueven maldiciones y ni siquiera sabes de quiénes vienen esas ofensas porque son perfiles falsos; y son ultrajes muy duros, por eso nadie quiere decir nada en relación a Morena y sus dirigentes altaneros.

Sin embargo, es necesario precisar que no son los políticos que ellos presumen ser. Su lema de no mentir no robar y no traicionar, lo usan cuando les conviene a sus propios intereses. El dirigente Nacional de Morena, Mario Delgado, cada vez se hunde más en su propio fango. El dirigente habla de unidad y exige a los precandidatos que se unan pues sólo unidos podrán ganar en el proceso de junio próximo; sin embargo, él mismo ha provocado un gran divisionismo al interior de Movimiento por su imprudencia.

Los conflictos se agravan en Morena y para muestras un botón: la revuelta más grande se hizo por la elección del polémico Félix Salgado Macedonio como candidato en Guerrero. Primero, porque el senador con licencia ni siquiera le tomaba seriedad a la encuesta, no fue a registrase personalmente, sino que envió a un particular. Bien poco le importó el proceso interno, como si hubiera una línea para él.

Lo grave del dirigente nacional de Morena es haber pasado por alto lo que se dice del que ya es candidato de Morena a la gobernatura de Guerrero, aunque no lo hayan registrado aún como tal. Aunque fueran mentira las denuncias por violación que dicen tiene, debieron tomar esos datos en cuanta y, por respeto al estado de Guerrero, no debieron elegir a Salgado Macedonio, así hubiera obtenido el mil por ciento en le encuesta.

Tenían la opción en elegir una mujer. De Morena estaba la alcaldesa de Acapulco, Adela Román. La debieron dejar a ella y se hubieran evitado los conflictos que tienen ahora, principalmente porque otros aspirantes como Pablo Amílcar Sandoval, el hermano incómodo de la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval Ballesteros, así como el empresario gasolinero y ahora también empresario de medios de comunicación, Luis Walton Aburto, se niegan a reconocer a Félix Salgado.

Por cierto, que Irma Eréndira no está nada contenta porque le hicieron de chivo los tamales a su hermano, y Pablo dijo que va a mover cielo y tierra, hasta agotar todas las instancias, para exigir que se esclarezca el proceso. Es decir, pide que le muestren que Félix ganó realmente la encuesta y no se trata de una imposición.

Pero todo indica que estaba planeado que fuera Salgado Macedonio el candidato. Miren lo que comentan columnistas: “En Morena siempre ‘lurearon’ a Pablo Amílcar Sandoval de que él sería el candidato por el peso que había en la Presidencia de la República con su hermana como secretaria de Estado y otros personajes cercanos al presidente de la República. Pero al parecer todo fue un argüende para que se viera competitivo en el proceso, pues en cierta parte la designación de Félix Salgado fue desde un principio un plan bien ideado, y ese nombramiento lleva otra misiva aún más pesada.

Primero, porque Salgado Macedonio es amigo del senador Ricardo Monreal, y quien mece la cuna en el CEN de Morena es Ricardo Monreal. Entonces, por órdenes del senador el elegido desde un principio para ser candidato de Morena en Guerrero era Félix Salgado Macedonio. Por eso Félix ni siquiera asistía a las reuniones, ya sabía que era el elegido. De lo demás saquen ustedes sus conclusiones. Recuerden que el PRIMOR es real, no es ficticio.

Sin embargo, el dirigente de Morena, Mario Delgado, debió evitarse conflictos y evitar poner en riesgo la elección, pues mientras son peras o manzanas, las denuncias en contra del senador con licencia Salgado Macedonio seguirán dándose y debieron pensar dos veces antes de nombrarlo candidato, sobre todo porque está en juego el registro del postulante de Morena, ya que la Ley es clara y dice que una persona con antecedentes penales no puede competir para ningún cargo de elección popular, e incluso se le niega su registro.

Y tienen que cumplir la Ley, aunque se trate de Morena. Ya ven lo dicho por el lengua larga del ex fiscal Xavier Olea Peláez, quien afirma que todo es la puritita verdad, aunque claro que sabemos que ese tipo no sirve para nada, es corrupto y defensor de corruptos, y desde el momento que señaló culpables de su ineptitud mostró su cobardía. De verdad, qué hombre tan miserable. Un tipo como él nunca debió ocupar un cargo tan importante como el de fiscal general del estado de Guerrero.

Pero, bueno, esperemos a ver en qué termina ese señalamiento de Xavier Olea, porque también el que acusa tiene la obligación de comprobar lo que dijo; y si es mentira, que lo manden a la cárcel por revoltoso.

Entonces, mis estimados, les decía los de Morena tienen el hijo atravesado, y pues los invito a medir el agua a los camotes, porque además el Padrón Electoral lo encabezan las mujeres y los jóvenes.

Digo por si les sirve de algo el dato.

En otro tema, mis estimados, para no variar, les cuento que se van a reelegir 448 diputados federales, de los 500 que integran la Cámara de Diputados.

¿Recuerdan que antes hablaban de reelección y todos respingaban y les llovían maldiciones de todos colores y sabores? Pero ahora que son legisladores de Morena aprobaron la reelección y sin necesidad siquiera de dejar sus cargos, sino que podrán hacer campaña y mantenerse vigentes en San Lázaro (pobres de sus suplentes, no van a comerse ni una guajolota al DF), ahora nadie dice ni pio; y, al contrario, cada vez que alguien los critica, se escudan en que es un derecho constitucional.

Les decía que de los 500 diputados federales que integran la Cámara, 448 legisladores se registraron para reelegirse. Se había rumorado que los 500 legisladores que integran la Cámara de Diputados buscarían la reelección al proceso electoral del próximo mes de junio. Recuerden que Morena es mayoría en la Cámara Baja del Congreso de la Unión, y la intención del partido lópezobradorista y sus aliados es conservar esa hegemonía. De hecho, los comentarios en los corrillos de ese recinto oficial, es que lo único que importa al Movimiento de Regeneración Nacional, a petición del jefe del Ejecutivo, Andrés Manuel López Obrador, es precisamente mantener a costa de lo que sea la mayoría en el Congreso de la Unión, y por eso no experimentarán con candidatos nuevos. Se supone que el mandatario quiere seguir su misma política, en relación a los programas sociales y las obras de gran impacto del sexenio, así como la política económica de austeridad y los cambios en materia energética y hacendaria, que son los que más le han pegado a la iniciativa privada. 

Aunque muchos de estos diputados han pasado de noche en la Cámara, ya que sólo levantan el dedito; pero como sea, ya están registrados a la reelección, pero que garanticen el triunfo de nuevo, ahora que AMLO ya no estará en la boleta, eso es otra cosa.

Lo cierto que hay posibilidades de que estos 448 legisladores (estamos hablando de diputados de todos los partidos, por cierto) vuelvan con la mano en la cintura a su curul y repitan por tres años más, pues se rumoran muchas cosas, entre ellas que ese es el pacto del PRIMOR.

Pero ustedes no sufran, al cabo ya merito se llega la fecha y sabremos si fue verdad o sólo ruido mediático.

Les decía que el pasado lunes 4 de enero hasta la media noche, recibieron los legisladores la carta de intención a la participación de acuerdo a la resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF). Ese día era la fecha límite para dicha recepción.

No me alcanzaría el espacio para dar los nombres de cada legislador, así que mencionaré el número de legislador por partido que están registrados para la reelección en el proceso electoral del próximo 6 de junio. De 448 diputados, 232 legisladores son de Morena, del PAN 64, del PRI 44, del Partido del Trabajo, 43, del PES, 22, de Movimiento Ciudadano, 22, del PVEM, 11, del PRD siete y tres sin partido.

Así las cosas, en Morena, mis estimados, y antes que me tundan de maldiciones, y me lancen víboras y tepocatas prietas, les confieso que no es nada personal con Morena, ni sus dirigentes, como tampoco con el candidato. Es bueno que las cosas se aclaren para bien de las personas afectadas y del mismo estado de Guerrero; porque, neta, la entidad está muy dañada como para que le pongan otra raya más al tigre. ¡Feliz miércoles, mis estimados! 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *