fbpx

No hay dinero para apoyar a Ayuntamientos, dice Héctor Astudillo a presidentes municipales

IRZA

* Los alcaldes de Acapulco y Chilpancingo le solicitaron recursos económicos

CHILPANCINGO. El gobernador Héctor Astudillo Flores confirmó que su administración no tiene capacidad financiera para apoyar a los presidentes municipales salientes que le solicitaron el adelanto de la última ministración de las participaciones federales, especialmente los de Acapulco y Chilpancingo.

Admitió su preocupación por los problemas laborales que enfrentan esos dos municipios y destacó que su gobierno los ha apoyado solidariamente, pero que “en esta ocasión no podemos ayudar porque tampoco tenemos dinero”.

En entrevista después de entregar vehículos, uniformes y equipo táctico a elementos de la Secretaría de Seguridad Pública en la sede del Poder Ejecutivo, confirmó que la alcaldesa de Acapulco, Adela Román Ocampo, le solicitó ayuda financiera, pero insistió: “lamentablemente nosotros no tenemos dinero para para prestar”.

Recordó que su gobierno, cuando sí tenía condiciones financieras favorables, ayudó a la alcaldesa de Acapulco con 100 millones de pesos, mientras que al de Chilpancingo, Antonio Gaspar Beltrán, con 52 millones, al inicio de sus respectivas administraciones.

En ese sentido confirmó que varios presidentes municipales salientes le pidieron su participación federal, sin embargo, comentó que en conjunto con el secretario de Finanzas y Administración, Tulio Pérez Calvo, ya se les informó que “normativamente no es posible”.

Explicó que los alcaldes entrantes tomarán protesta el 30 de septiembre y que ese mismo día, entre las 10:00 y 11:00 horas llega la participación federal, la cual se les dispersará con puntualidad.

“Lo que tiene que haber es un diálogo y acercamiento entre los (alcaldes) que salen y los que entran para que aseguren pagos (…) a efecto de poder dar certeza a lo que se está haciendo en muchos municipios”, sugirió el gobernador.

Astudillo precisó que la complejidad financiera no es exclusiva de Guerrero, sino de todo el país debido a la extinción del Fondo de Estabilización a cargo del gobierno federal, el cual tenía 60 mil millones de pesos, pero que ya se acabó, lo que merma el pago de nóminas y gastos de operación de gobiernos estatales y municipales.

Sobre el respaldo financiero acordado con el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, el gobernador informó que el recurso no ha sido transferido, pero confió en que el apoyo se materialice en breve tiempo.

Las finanzas públicas se agravarán
Advirtió: “en la ruta en la que vamos, se van a ir agravando las cosas porque no hay fondo de compensación, los ingresos no son fuertes, el Covid-19 no ha terminado y todo esto hace que la economía este contraída”.

Comentó que su gobierno hizo esfuerzos para recuperar la afluencia turística, pero que la tercera ola de la pandemia frenó los trabajos. Confiaban, dijo, que el puente vacacional del 15 de septiembre sería generoso, pero que no fue así.

“Todas estas circunstancias nos han hecho que el estado este contraído en la economía y consecuentemente los tiempos que vienen no serán diferentes porque Astudillo se vaya a ir; van a seguir complicados, porque la economía está así y no es la economía de Astudillo, es la economía del país y la economía de los estados y de los municipios”, insistió.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *