fbpx

Mil 500 profesores jubilados han muerto durante la pandemia COVID-19: diputado

IRZA

*Hay desinformación para el regreso a clases, dice Ricardo Castillo

CHILPANCINGO. Al menos mil 500 profesores jubilados han muerto en este periodo de pandemia por COVID-19, sin embargo, sus familiares no han sido indemnizados porque la Secretaría de Educación no renovó el contrato con las empresas aseguradoras.

“La falta de seguro institucional a maestros que han muerto en el sector de jubilados y activos es constante”, confirmó en entrevista el diputado Ricardo Castillo Peña, presidente de la Comisión de Educación, Ciencia y Tecnología en el Congreso local.

En entrevista aseguró: “Murieron poco más de mil 500 jubilados en esta pandemia y los familiares no han logrado aún cobrar este seguro. Lo que habla de que no se está cumpliendo con ese tema”.

Explicó que esos mil 500 decesos corresponden únicamente al periodo de la pandemia del COVID-19, pero que antes de eso ya existía una cifra considerable de defunciones de profesores, cuyos familiares no han recibido sus respectivas indemnizaciones.

– ¿A qué se debe? –

– “A que no se ha pagado. Una cosa es contratar y otra es cerrar el negocio pagándole a la aseguradora; la aseguradora no es una asociación de beneficencia pública, es una empresa que se constituye para generar ganancias”. 

¿Quién suministrara los insumos de higiene?
Por otra parte el legislador abordó el tema del regreso a clases: “otra resistencia para reanudar a clases presenciales a partir del 30 de agosto en el sector educativo, es que los docentes ignoran quién se encargará de suministrar los insumos de higiene para protegerse del COVID-19”.

Castillo Peña informó que se ha reunido con maestros frente a grupos escolares en aula, directores, supervisores y jefes de sector, quienes le han dicho, informó, que ignoran cómo se operará la distribución de insumos de higiene y quién se hará cargo.

“Para regresar a clases debe haber gel antibacterial, termómetros para toma de temperatura, sanitización de espacios y personas, cubrebocas. ¿Quién va a dotar todo eso?”, preguntó.

Agregó que los docentes le recordaron que hace mucho tiempo la Secretaría de Educación Guerrero dejó de dotar material de oficina y de aseo, por lo que tienen el temor de que ahora tampoco suministre los insumos para garantizar la higiene de niños y personal docente y administrativo en caso de que se regrese a clases presenciales.

Castillo Peña insistió en que es necesario que niños y jóvenes regresen a las aulas, pero reconoció que no podrá realizarse si no hay garantías de que se cumplan todos los protocolos sanitarios. Espero que el gobierno del estado tenga previsto eso”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *