fbpx

Turismo extranjero colma playas de Barra de Potosí

 “Cada vez más gente busca algo diferente, sobre todo porque en diciembre en otros lugares suben los precios y se abusa del turismo”

Jaime Ojendiz Realeño

Las actividades ecoturísticas de avistamiento de ballenas y aves está teniendo auge entre turismo canadiense, estadunidense y europeo en la comunidad pesquera de Barra de Potosí.

La prestadora de servicios de la cooperativa Barra Paradise, Araceli Oregón, detalló que el inicio de año está resultando atípico en la zona con un 30 o 40 por ciento de presencia de turismo, “siempre queda muy bajo pero este año pinta muy bien”.

El éxito lo atribuye al lugar, su comida y servicios que se pueden rentar; “lo que pasa es que cada vez más gente busca algo diferente, sobre todo porque en diciembre en otros lugares suben los precios y se abusa del turismo, pero en Barra de Potosí la gente viene porque se evita el manejo de doble carta”.

Oregón considera que el pueblo con mar y laguna se está posicionando como una opción ecoturística, principalmente con el avistamiento de aves y ballenas.

Para esas actividades, sostiene, el 99 por ciento del mercado es extranjero; “hay muy buena ocupación para esas actividades, y todos los días hay salidas y esperamos sea así hasta febrero con la llegada de canadienses, estadunidenses y europeos”.

Además, precisa Oregón, en la zona se tiene por lo menos 17 banderines que avalan la certificación de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales para la observación de ballenas, actividad que está generando flujo económico.

En el tema del avistamiento de aves, dijo que es difícil decir cuántos han pedido el servicio, pero sostiene que hay salidas todos los días, “hacemos dos recorridos por día y de los siete días de las semana por lo menos salimos cinco, es inestable pero hay días que hay salidas dobles y el año está pintando bastante bien” reiteró.

Para el avistamiento de aves, el turista busca que el guía hable inglés para poder interactuar sobre la diversidad de especies. El pago por el servicio es de 500 pesos por persona, se maneja un mínimo de dos y a partir de ese número el cobro disminuye.

Araceli Oregón, explicó que el servicio es de dos horas en paseo por la zona de manglar e incluye binoculares, agua y guía.

“De hecho la gente lo que busca son esas actividades, Ixtapa no tiene observación y por eso vienen a Barra de Potosí, quieren estar lejos de la ciudad, en una zona donde no hay ruidos; vienen a relajarse y aprender sobre manglares, aves y a conocer la gastronomía”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *