fbpx

Vecinos advierten demanda contra Ayuntamiento ante el TJA

Eliut Patiño Alcaraz

Habitantes inconformes con la instalación de una torre de telecomunicaciones que buscan implementar en la parte alta del Infonavit El Hujal, denunciaron que este martes acudió personal de la empresa en cuestión a continuar con los trabajos, pero esta vez acompañados de empleados de la dirección de Gobernación y la Policía Estatal para evitar que los colonos intervinieran. 

Ante la presencia de los servidores públicos del Ayuntamiento de Zihuatanejo y la Policía Estatal, un grupo de vecinos del Infonavit El Hujal, Lomas Diamante y Vaso de Miraflores, acudieron para externarles los motivos por qué no quieren la antena que presuntamente es de la compañía de telefonía celular Telcel, pero no les resultó como lo esperaban. 

Al consultar al presidente de la colonia Lomas Diamante, Santos González Abarca, informó que los empleados de la dirección de Gobernación, únicamente les dijeron que su presencia en el lugar no era para impedir que las personas hicieran su trabajo, sino para pedirle a los inconformes que acudieran a la instancia correspondiente, en este caso, el Tribunal de Justicia Administrativa, situación que disgustó a los vecinos porque aseguran que el gobierno municipal no está escuchando su preocupación. 

González Abarca, a nombre de sus compañeros, dijo que se asesorarán con un abogado para demandar al Ayuntamiento de Zihuatanejo y a la empresa de telecomunicaciones ante el Tribunal de Justicia Administrativa, porque resaltó que los vecinos seguirán luchando para que no se instale la antena por temor a repercusiones en la salud de los habitantes, así como para evitar un desastre si por algún sismo la torre llega a caerse. 

Se tuvo conocimiento que los inconformes se retiraron del lugar molestos porque no consiguieron lo que buscaban; este medio recorrió el lugar alrededor de las 12:30 horas de este martes y se observó al personal de la empresa de telecomunicaciones trabajando en unos planos sin presencia de servidores públicos ni policía estatal. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *