fbpx

Maestros y alumnos de una primaria bloquearon el bulevar de Chilpancingo

IRZA

CHILPANCINGO. Padres de familia, alumnos y maestros de la Escuela Primaria “Rafael Ramírez Castañeda”, bloquearon los carriles norte-sur del bulevar “Vicente Guerrero”, que atraviesa esta ciudad capital, para exigir a las autoridades estatales competentes la rehabilitación de su inmueble que presenta daños estructurales desde hace más de dos años.

Este miércoles unos 70 manifestantes cerraron la circulación frente a la agencia de automóviles Nissan, en exigencia de que sea rehabilitado el edificio de la escuela ubicada en la colonia San Rafael Norte, en esta capital.

Por la mañana, los padres se concentraron en la escuela y ahí el director de la institución, David Catalán Pérez, dijo que las autoridades correspondientes han hecho caso omiso a su solicitud, a pesar de que los pisos se están levantando, un aula está a punto de desplomarse y un cerro podría desgajarse y caer encima de un muro de contención.

Explicó que integrantes del Colegio de Ingenieros en el Estado y de Protección Civil del Estado, han considerado que esos problemas estructurales representan un riesgo para los 347 alumnos que asisten a tomar sus clases.

Los manifestantes iniciaron el bloqueo a partir de las 09:30 horas, lo que se extendió poco antes de las diez y media de la mañana.

Los padres recordaron que la escuela ha sufrido los embates de distintos fenómenos naturales como el huracán  Ingrid y la tormenta Manuel, hace seis años, así como los sismos de septiembre del 2017, pero además, se filtra el agua de unos terrenos de siembra que se ubican a un costado de la escuela, lo que ha debilitado la estructura.

Dijeron que han solicitado la intervención del Instituto Guerrerenses de Infraestructura Física Educativa (IGIFE), pero que no ha respondido a su petición.

Sobre lo endeble de la estructura en un salón y fisuras en un muro de contención al fondo del edificio escolar, explicaron que desde hace dos años la Secretaría de Protección Civil del Estado emitió un dictamen y ordenó una serie de recomendaciones que no se han acatado.

Alrededor de las 10:20 horas, un grupo de policías estatales antimotines arribó al lugar del bloqueo logrando que los padres se retiraran.

A ese punto llegó el  director del IGIFE, Jorge Alcocer Navarrete, quien acompañó a los padres para realizar una inspección en la escuela.

Acordaron establecer una comisión de seguimiento y gestionar recursos para que el inmueble sea considerado en el presupuesto del 2020, para efectos de reparación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *