fbpx

Estado de los ESTADOS

Lilia Arellano

*Narco imponente y agradecido

*Inaceptable reacción de las fuerzas armadas y la Guardia

*Durazo y Sandoval deben renunciar; culpables y confesos

Nadie les ha levantado un solo falso; ellos, los integrantes del gabinete de seguridad hablaron de sus errores, de las fallas, de la nula inteligencia existente para combatir a las mafias, a las del narco, a las de la trata de blancas, a los extorsionadores, a las dedicadas al secuestro o a la venta de protección. No se necesitó de críticas ni de opiniones de opositores y si partimos de la “confesión” del titular de la Defensa Nacional, nada más puede agregarse. Lo registrado en Culiacán, Sinaloa, no tiene antecedente alguno ni en relación al uso de armas en calles y avenidas de la capital estatal como tampoco en la reacción gubernamental y menos aún en la actitud y el silencio rodeando a quien gusta de hablar a diario de todos los temas apenas canta el gallo. Va corriendo el telón y surgen peticiones ya no de regresar la seguridad sino de correr a quienes han hecho pública su incapacidad.

Alfonso Durazo, secretario de Seguridad, y Luis Cresencio Sandoval, titular de la Defensa, deben renunciar tras haber evitado la detención de Ovidio Guzmán López, “El Ratón”, hijo de Joaquín “El Chapo” Guzmán, luego de una jornada de violencia en Culiacán, Sinaloa, con saldo de ocho muertos, 51 fugados del penal de Aguarato, vehículos quemados, autos policiales abandonados y la presencia de auténticas patrullas criminales en varios puntos de la entidad. Esa y no otra es  la exigencia de diversos sectores de la población a través del poeta Javier Sicilia, fundador del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, quien aseguró el proceso de pacificación prometido por el presidente Andrés Manuel en campaña ha fracasado. Sin embargo, sólo hay justificaciones, todos se mantienen en sus puestos, después del niño ahogado, intentan tapar el pozo, con el envío de más militares a Sinaloa, y buscan culpables en mandos medios. Pero el impacto negativo a la imagen del país es irreversible en el corto plazo, tanto para la captación de inversiones como para la atracción de turistas.

El titular del Ejecutivo federal reveló el gobierno de Estados Unidos pidió la captura de Ovidio Guzmán López, quien contaba con orden de extradición, por lo cual elementos del Ejército mexicano implementaron el jueves un operativo en Culiacán, Sinaloa, para arrestarlo, pero… el operativo falló. Justificó la decisión tomada de liberar a Guzmán López marca una diferencia en el país. “… había una orden de detención de un presunto delincuente famoso pero hubo una reacción de esta banda y se armaron y se estaba poniendo en riesgo la vida de mucha gente, policías, de servidores públicos y de gente civil”, indicó López Obrador en Tlaxiaco,  Oaxaca, donde insistió lo más importante de su gobierno es la paz, tranquilidad y justicia. Los gobernadores de Chihuahua, Javier Corral; de Veracruz, Cuitláhuac García, y el de Oaxaca, Alejandro Murat, respaldaron la decisión del Presidente, y externaron su disposición de realizar acciones coordinadas con la federación en caso de ser necesario. O sea, las peticiones de Trump no requieren de la existencia de cargos y de comprobación de delitos en México, se cumplen hasta sin orden de aprehensión, a las voz de inmediatamente y cómo sea ¿eso es para quedar bien? Después del desfiguro tal vez el magnate gringo se arrepienta de andar pidiendo favores y utilizar a terceros, por lo tanto pudiéramos ver en el futuro la actuación directa de la DEA y el FBI.

Tras salir de una reunión con legisladores en el Senado, Javier Sicilia declaró: “No sólo Durazo, sino quien estaba detrás de Durazo dirigiendo el operativo, suponiendo éste sí sabe, porque Durazo no sabe, debió de haber una simbiosis. Los dos deberían de irse, nos pusieron en una situación muy grave a la nación y al Estado”, manifestó el poeta, quien recalcó: “Miren el desastre. Ni atención a víctimas ni un proceso de pacificación correcto porque no se ha tejido una política sistemática y porque no se ha tomado en cuenta como prioridad de la nación. Olvidemos el aeropuerto, olvidemos Dos Bocas, olvidemos tanta cosas, la prioridad de la nación, y lo reconoció el presidente, es la paz y la justicia de este país (…) sin eso, todo lo demás está roto,  está muerto y no sirve para nada”.

Sicilia llamó a López Obrador a reconsiderar su estrategia y recordó “yo siempre he estado en contra de que el Ejército esté en las calles, pero si lo sacaron, y hay un enfrentamiento de esta gravedad, que es una guerra, dejar humillarse por el crimen organizado al Ejército, me parece deleznable”.

Si los soldados, los marinos, las policías no se enfrentan a los delincuentes ¿quién lo hará? Es de suponer todos ellos han sido entrenados para hacerle frente a esta y a muchas otras situaciones y si su respuesta es darse la media vuelta señalando es para proteger la vida de los ciudadanos debemos aceptar es por esa actitud que estamos como estamos, nos han dejado a todos, no solamente a los de Culiacán expuestos a la delincuencia.

Mire su entorno: las ventanas lucen barrotes, un buen número de viviendas cuentan con doble puerta y tres chapas, se transita de la casa al trabajo o a la escuela sin hacer paradas, adolescentes y hasta niños cuentan con un celular para reportarse permanentemente con sus padres, hay doble cortina en los comercios, las tiendas despachan después de las 9 de la noche a través de una ventanilla al igual que las farmacias. Los mexicanos sobrevivimos en “prisión domiciliaria” y ni para donde huir porque, curiosamente le pagamos a las guardias fronterizas, a quienes impiden crucemos a otro territorio ya sea al Norte o al Sur. 

A su vez, el dirigente del PRD, Ángel Ávila, llamó a López Obrador a reconocer su estrategia para enfrentar el narcotráfico ha fracasado. “No le echemos la culpa de la situación de inseguridad, de violencia y de la fuerza del crimen, sí lo heredó de gobiernos pasados, pero sí lo responsabilizamos de la mala estrategia para enfrentar a estos narcotraficantes (…) Estamos ante un Estado fallido y el gobierno debería reconocer esto, debería ser humilde y aceptar que su estrategia de abrazos y no balazos, de acusarlos con las abuelitas, el fuchi-guácala no ha funcionado y necesita cambiarlo”.

Sobre la liberación de Guzmán López, Ávila sostuvo el presidente estaba obligado a no negociar. “No puede entrar en una negociación con criminales, porque entonces la señal es que estamos ante un Estado débil. No se debió haber negociado. La protección de los ciudadanos debió hacerla desde que se planeó el operativo, pero por lo que vemos ni siquiera hubo planeación”, indicó y consideró es necesario que López Obrador sea más abierto para que especialistas de todos los órdenes ayuden a construir una verdadera estrategia contra el crimen.

Para el PAN, la liberación de Ovidio Guzmán muestra que México es un estado fallido y que el gobierno se sometió a la delincuencia. Laura Rojas, presidenta de la Cámara de Diputados, resaltó la capacidad de respuesta del crimen organizado a las instituciones de seguridad en Culiacán “fue una reiteración de lo que ya sabemos que sucede en el país, que no es nuevo, esta capacidad de fuego, este poder que tienen las organizaciones criminales, y al mismo tiempo esta limitación que mostró el Estado mexicano para poder hacerles frente”. Para AMLO, lo malo no son las expresiones de sus opositores políticos sino la opinión de la gente, el miedo de saberse expuestos y sin un gobierno al frente para evitar siga la delincuencia apoderándose del territorio nacional, imponiendo autoridades, financiando campañas, etcétera.

Durante una conferencia de prensa en la Ciudad de México, José Luis González Meza y Juan Pablo Badillo Soto, presuntos abogados de “El Chapo” Guzmán, agradecieron a López Obrador y a Durazo y Sandoval la liberación de “El Ratón”, la cual fue confirmada a las 20:30 horas del jueves, tras cinco horas de estar en interrogatorio. De acuerdo a la versión de los litigantes, la detención fue en una vivienda del Fraccionamiento Tres Ríos, sin que el hijo de “El Chapo” fuera golpeado, amenazado o amedrentado por elementos castrenses. La jugada violenta aún se desconoce si provino de Joaquín Archivaldo desde los EU al haber demostrado en ocasiones anteriores hasta donde llega su poder y cuáles son las formas utilizadas para defender a su descendencia.

Varias horas después de registrarse el enfrentamiento a balazos y quema de autos tras la captura y posterior liberación de Ovidio Guzmán, en Culiacán, Sinaloa, se observaban unas camionetas, camiones, tráilers y autos calcinados en múltiples puntos, incluso a unos metros de la Fiscalía General del Estado. Eran visibles fachadas con impactos de bala y castillos percutidos en el piso. El desastre fue limpiado por cómplices de los propios narcotraficantes y personal municipal y estatal. ¿Quién giró instrucciones para obligar a los criminales a limpiar todo el desorden causado? ¿También esos grupos delincuenciales se encargarán de las viudas, de los hijos, de darles sepultura a los muertos? ¿Sabrán ahora los miembros del Ejército que deben exponerse para después pedir disculpas y liberar a los detenidos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *