fbpx

Palabra de Mujer

Ruth Tamayo Hernández

Privilegio a poderes públicos y servidores tiene aplastado a México  

“En la vida no hay nada incorrecto. Agradece cada acierto, cada tropiezo y cada experiencia.” Luis Galindo

Mis estimados, por más que quiero mostrarme positiva para cerrar la semana, no puedo. Es imposible ser positiva con tantas cosas negativas y lamentables que ocurren, no sólo en nuestro estado de Guerrero, sino que en distintas entidades y municipios del país estamos los mexicanos rogando a Dios que no seamos nosotros o nuestros hijos y familia los siguientes liquidados. No es vida vivir con miedo y asalto de mata.

Nunca imaginamos que viviríamos en un país tan colapsado como se encuentra nuestro México Lindo y querido. En serio, estamos mal y es imposible creer que por la apatía oficial llegamos a estos extremos en relación a la inseguridad y violencia.

No obstante, a pesar de la gravedad del asunto, el cuadro gris apenas comienza a divisarse, pues los funcionarios públicos no pueden ser más cínicos porque de plano no quieren serlo. Miren porqué se los digo: Luego del horrendo suceso ocurrido en el antro de Coatzacoalcos, Veracruz, los fiscales del Estado y Federal comenzaron a culparse de los hechos. Yo no fui, fue teté y pégale que ese merito fue. De ese tamaño tienen las bolas de billar los funcionarios, como si la tragedia fuera menor.

Por cierto, algunos expertos en seguridad indican, mis estimados, que ese acto es terrorismo y así lo deben catalogar las autoridades.

Les decía que los funcionarios se pasaron culpándose de la tragedia. Pero esos dimes y diretes entre los fiscales eran para distraer al respetable público, mientras ellos encontraban el remedio para sacudirse el problema. Le dieron vuelta a la trama. El presunto homicida, subió a su Facebook un video donde se deslinda de los hechos. “Yo no fui”, dice el malvado apocado La Loca.

Claro, es la mejor forma de deslindar de cualquier marranada a los de la Fiscalía General de la República, aunque el mandatario federal mando investigar al fiscal de Veracruz, porque según este funcionario tiene antecedentes y no es santo de la devoción del gobernador Cuitláhuac García, y le puede caer la tartamuda.

A lo que quiero llegar con esto, mis estimados, es que una tragedia de esta magnitud debe tomarse con medidas fuertes, que haya sanciones y hasta llevar a los juzgados a los fiscales. Porque por alguien se tiene que romper el hilo, y que pague el que tenga que pagar.

Esto hace falta en México para corregir el camino; y si no lo hacen, las cosas empeoraran, porque ya sucedió y en el mismo estado, pues recordemos que hace menos de dos meses sucedió un hecho similar en Minatitlán.

Es tiempo de dar solución cortando de raíz el problema, caiga quien caiga. Los funcionarios públicos, sobre todo los del Poder Judicial, se sienten intocables porque pertenecen a un poder que los hace tener fuero, y no los pueden juzgar porque gozan de ese privilegio como gobernantes. Pero por eso estamos en las condiciones que estamos en México, por esos servidores públicos intocables.

El mismo presidente AMLO reconoce que la podredumbre en el rubro de seguridad y justicia es demasiado grande. Y aunque le busquen, el Instituto Nacional de Estadísticas y Geografía (INEGI), reveló su encuesta de percepción de seguridad, que califica el grado de satisfacción de la gente. En ese sondeo, solamente 8.3 por ciento dice tener un nivel de vida alto, pero el organismo no revela de qué total de personas saca el porcentaje

No obstante, manifiestan estar satisfechos con la vida que llevan. Tal vez por eso el presidente Andrés Manuel López Obrador, usó esas cifras para decir que el pueblo, está “feliz, feliz, feliz”. Y es cierto. Ese indicador muestra niveles altos de satisfacción de su gobierno por parte de la población, pero donde la puerca tuerce el rabo, es en el rubro que mide la satisfacción con la seguridad ciudadana. En este rubro no aprobó el mandatario federal, es la administración peor evaluada, indica el organismo.

Y pues lo que se ve no se juzga. Es verdad que en seguridad no hay resultados; por el contrario, las cifras de matados crecen de manera excesiva.

También, es cierto que en materia de seguridad es poco tiempo para exigir resultados a la Federación. Tenemos una Guardia Nacional que apenas está desplegándose en la calle, e imposible de corregir un mal que lleva más de 14 años. Bien lo que dice el mandatario federal: “Tengan paciencia, pues esto nos va a llevar tiempo controlarlo, está muy podrido todo, mucho, mucho muy podrido, no había fronteras entre delincuencia y autoridades”. ¡Uuufff!

Esto es fuerte, y es lo que debe corregir el mandatario antes de seguir con la estrategia de seguridad, o le roban los huevos al águila. Porque todo eso lo han dicho una y mil veces expertos en seguridad, y ninguno dijo esta boca es mía.

El mandatario federal pidió confianza a la gente, porque sabe el presidente que no fueron 15 millones los que confiaron en él, fueron 30 millones de ciudadanos que estaban hartos de vivir a salto de mata por tanto criminal que anda suelto en la calle.

Eso ya no quiere la gente. A las personas les puede quitar hasta el taco de la boca, pero no el ser libres y que les maten, violen, secuestren, levanten y desaparezcan a sus hijos, eso no lo perdona la gente.

Y por eso castigó el pueblo al PRI y al PAN. La gente quiere vivir tranquila y la era que le tocó gobernar al presidente AMLO tiene varios puntos a su favor; el principal es que la decisión que tome por el bien de México y los mexicanos, la gente lo va apoyar. Pero si recula y hace más de los mismo, ustedes auguren el deslace.

Lo innegable de todo esto, es que todos queremos que le vaya bien a México: y si hay que cortar yerba que no deja avanzar al país, que se corte. Porque una cosa es verídica: hay pasto que por más que lo podes, no se corrige, sigue contaminando a los árboles que dan oxígeno, sombra y fruto.

Ahí tienen. Nadie debe estar por encima de ley, ni siquiera los impartidores de ella. El presidente AMLO mencionó que tiene una estrategia distinta; sin embargo, expuso el mandatario que hay quienes piden que regrese su gobierno a lo de antes. Se refirió a que el ex presidente Felipe Calderón, el cual habla nomás porque tiene boca; ese Felipillo quedó demente, pues dijo que los miles de millones de pesos que le dan a los beneficiarios del programa Jóvenes contrayendo el futuro, que mejor lo gasten en seguridad, que manden a esos chicos a pelear con los criminales.

¿Cómo ven a este vejete rabo verde? Por eso el mandatario federal dijo que no va actuar como lo hizo el ex presidente Felipe Calderón, pues parte del horror que vive el país se lo debemos a Calderón Hinojosa, y todavía tiene el valor de opinar este sinvergüenza soldadito de plomo.

Lo rescatable que dijo el mandatario federal en su conferencia mañanera de este jueves, en relación a los sucesos de Coatzacoalcos, Veracruz, es que se va a investigar el caso y que su gobierno atenderá las causas y cuidará que no haya corrupción ni contubernio entre autoridades y delincuencia.

“Se va a castigar a los responsables, no hay protección ya, no hay impunidad para quiénes comenten crimines”, remató.

Pues al menos dan consuelo las palabras del presidente AMLO. Aunque no remedia el dolor de los deudos en el estado veracruzano y en las demás entidades que han sufrido los embates del crimen, al menos da esperanza que esta pesadilla va a terminar. Esa es la ilusión de los mexicanos.

Ya es viernes mis estimados, no me dejarán mentir que los días son más cortos, ¿o es mi sentir? Pero en serio el tiempo vuela, ya llevan los chicos una semana en la escuela, los padres andan muy mortificados por tanto gasto, porque han de saber que no habrá uniformes para todos los estudiantes, llegaron pocos, así como libros de textos y ya no van a imprimir más, los que falten tendrán que bajar los libros de Internet.

Lo malo es que en el estado de Guerrero, muchos municipios carecen de servicio de Internet y en otras regiones el servicio es pésimo de tercer mundo.

Y no les digo como decía mi madre, en relación a las computadoras donde no había luz, porque ya es viernes. Jojojo. ¡Feliz fin de semana!    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *