fbpx

Palabra de Mujer

Ruth Tamayo Hernández

Ayuntamientos bloqueados por agremiados al SUSPEG

“Se puede confiar en las promesas de la gente sobre cualquier cosa, salvo si se trata de dinero”: Mahatma Gandhi

Hace ya algunos meses, mis estimados, que los presidentes municipales del estado de Guerrero se quejan de que no tienen dinero, que no les han trasferido completo el recurso de las participaciones federales, que este gobierno federal no está apoyando con recursos. Es una lloradera de mañana y tarde por parte de los munícipes; incluso, señalan que administraciones pasadas dejaron muchas deudas que son impagables, imposible de cubrir, pues no tienen forma de recaudar recursos. Dicen que hay compromisos de laudos, deudas al Servicio de Administración Tributaria (SAT), al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el (ISSSPEG).

Recalcan que administraciones pasadas dejaron deudas millonarias que ahogan las finanzas de las presidencias, pues son impagables.

Y para muestras un botón, apenas es un ejemplo: Trabajadores sindicalizados, acompañados del dirigente del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG), David Martínez Mastache, bloquearon una veintena de Ayuntamientos que más adeudan al ISSSPEG, y les exigieron a los presidentes municipales que paguen las cuotas al organismo.

Las presidencias bloqueadas fueron Iguala, Chilpancingo, Acapulco, Taxco, Eduardo Neri, Buenavista, Ometepec, Arcelia, Tecoanapa, Tixtla, Atoyac de Álvarez, y San Marcos, entre otros.

Los trabajadores exigieron que paguen los adeudos millonarios que tienen con el ISSSPEG, y que reconozcan los adeudos de sus antecesores, porque son adeudos institucionales.

 Sin embargo, no son sólo 20 alcaldías las deudoras; esto ocurre en casi los 81 municipios del estado de Guerrero.

Los trabajadores bloquearon los accesos a las presidencias para exigir a los alcaldes que cumplan con el adeudo que tienen con el Instituto de Seguridad Social de los Servidores Públicos del Estado de Guerrero (ISSSPEG),

Esto es lo que les faltaba a los alcaldes para que ahora si lloren por algo que vale la pena, pues es responsabilidad de ellos cubrir ese adeudo.

¡A la mero!, pobres alcaldes. Si no es Juana, es Chana. Aunque de pobres no tienen nada, jodido el pueblo, pues dicen los ciudadanos que los presidentes sí tienen dinero, pero que no les gusta gastar, porque lo ahorran para llevárselo; que siempre dicen que no tienen dinero para no apoyar a la gente ni hacer obras.

Lo cierto, mis estimados, es que a los alcaldes de 20 ayuntamientos los pusieron a parir cuates los trabajadores, pues fueron exhibidos por deudas que tienen con el ISSSPEG y que hacienden a más de 700 millones de pesos.

En el caso de los ayuntamientos de Acapulco y Chilpancingo, señalan a los alcaldes de ser los que más dinero deben y los más negados para pagar; incluso, la presidenta Adela Román Ocampo se enojó por el bloqueo y dijo que no tienen dinero para pagar. “Entiendo que se debe el recursos, pero no tengo dinero; entiendan que las finanzas del ayuntamientos están muy críticas, estamos atravesando una situación económica difícil. A ver, sáquenle agua a una piedra”, objetó la alcaldesa.

No obstante, el diálogo con los trabajadores no debe agotarse nunca, porque los trabajadores están en su derecho y la alcaldesa puede enojarse si quiere, de todos modos tiene que cubrir el adeudo. Como decía mi madre, que dé leche la vaca, aunque repare. jojojo.

De plano 18 alcaldes municipales no atendieron a los paristas y continuará el Movimiento Estatal por el rescate del ISSSPEG. Explico David Martínez, líder del SUSPEG, que los ayuntamientos (a través de sus alcaldes) se comprometan por escrito a saldar las deudas que tienen ante el ISSSPEG, y confió que sea así porque este mismo lunes acordaron con varios la firma de convenios.

Además, el mandatario estatal ya había advertido a los presidentes municipales que de las finanzas estatales ya no saldría ni un solo peso para pagar al ISSSPEG, pues que ya había aportado recursos por mil 500 millones de pesos, a pesar de no ser su responsabilidad.

Solicitó el gobernador a los ayuntamientos y otros organismos para que paguen, porque ya no es posible que el gobernador pague las deudas que los ayuntamientos deben pagar. Así de fácil. Cada quien que pague sus deudas.

Y es que, mis estimados, el gobernador tiene razón porque ese dinero lo cobran los ayuntamientos, son chelines de las cuotas obrero-patronales que deberían destinar al ISSSPEG, pero no lo hacen, se dejan ese billete. Si el gobernador destinó mil 500 millones de pesos para cubrir adeudos de ayuntamientos a ISSSPEG, imaginen de cuánto dinero estamos hablando. De cientos de millones de pesos.

¡Caray! Bien dice el dicho que en México el que no corre vuela.

Con todo esto, son impagables los adeudos de los ayuntamientos. Son una fortuna imposible de pagar. Y esto es tan sólo un rubro, faltan otros que también ascienden a millones de pesos, y tal vez por eso los presidentes municipales en turno lloriquean a diario que no tienen dinero. La verdad es que les tocó bailar con la más fea, y ni como rajarse, tienen que pagar esas deudas sí o sí. No pueden echarse para atrás, son responsables del municipio y tienen que responder, no se pueden negar; señores alcaldes, paguen lo que deben.

Es cierto también que hay alcaldes que cumplen pagando adeudos; por ejemplo, el presidente del municipio de Zihuatanejo, Jorge Sánchez Allec. El alcalde se ha lamentado con su Cabildo que ha pagado mucho dinero al IMSS e impuestos, y también laudos. Les dice que han desembolsado de las arcas municipales mucho dinero para pagar deudas que bien pudieron destinar a otras obras y programas en beneficio de la población, pero no fue posible, tuvieron que cumplir con esos adeudos o de lo contrario habría problemas más adelante.

Por otro lado, el síndico Obdulio Solís Bravo ayer estuvo en el noticiero Despertar, que trasmite este diario vía Internet, y expuso que junto con el presidente Sánchez Allec diseñan un plan para que los empleados de confianza firmen su renuncia anticipada, para no dejar cargas a próximas administraciones. “Esto es voluntario, no estamos obligando a nadie; a los empleados de base que están en el ayuntamiento los estamos invitando que se unan al plan el que quiera. A los trabajadores de base se respeta su antigüedad, no se puede hacer nada con ellos, nosotros hablamos del personal que entró con nosotros. Yo creo que demos ser conscientes, si te dan trabajo tres años y ganas un salario, debes irte tranquilo, sin demandar al Municipio, porque el dinero que les pagan de demandas es dinero del pueblo, no es del presidente en turno. Hay demandas que pagamos 1 millón de pesos, se me hace absurdo, pues al pagar laudos de esa cantidad, desfalcas las arcas municipales de cualquier ayuntamiento y dejas de hacer obras a beneficio de la gente por pagar esas cantidades fuertes de dinero. Y eso ya no debe pasar, por eso estamos trazando ese plan para evitar problemas de demandas en el futuro”, dijo.

Pues ojalá funcione el plan, pues en mi opinión no deberían pagar ninguna demanda a nadie, pues el ayuntamiento es del pueblo, no es una empresa privada. Creo que no deben los alcaldes pagar esos millones de pesos en laudos.

Fácil. Que hagan contratos a cada personal. Lo malo que ahora tienen sindicatos, y ahí torció la puerca el rabo.

Pero mientras son peras o manzanas, tienen que pagar los laudos. Ahora entiendo por qué los alcaldes dicen que no hicieron obras porque se dedicaron a pagar laudos a trabajadores que demandaron sus ayuntamientos. Pues sí, después de escuchar al Síndico Obdulio Solís decir que a una sola persona que demandó al ayuntamiento le dieron 1 millón de pesos, me ardieron las tripas de coraje. Neta estamos mal y sólo en nuestro país pasan estas linduras.

Porque bien pueden asesorarse los alcaldes con abogados para evitar en el futuro demandas. Aparte, el ayuntamiento tiene Departamento Jurídico que debió hacer este trabajo, pero les vale comino, al cabo que el dinero no es de ellos.

El problema de laudos es millonario todavía más fuerte que los impuestos; incluso mayor que el adeudo del ISSSPEG. ¡Me lleva la que me trajo! Pero no tiene la culpa el indio, sino quien lo hace compadre, reza el refrán.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *