fbpx

Palabra de Mujer

Ruth Tamayo Hernández

Sectur, sin rumbo fijo

“Por detrás de todo saber o conocimiento, lo que está en juego es una lucha de poder. El poder político no está ausente del saber; por el contrario, está tramado con éste”: Michel Foucault

Mis estimados, no necesitamos ser tan sabios para reconocer que las cosas en México no van bien; y cuando digo que no van bien, es porque carecemos de lo más indispensable: salud y empleo.

La sociedad comienza a tambalearse cuando no hay empleo y esto es el mejor indicador para reconocer que el país no va bien. Cierto que el gobierno trae su plan de trabajo, en que incluye la austeridad gubernamental; y por eso despidieron a miles de empleados burócratas que hoy engrosan las listas de desempleados en México

Según el INEGI, en México el desempleo alcanza su nivel más alto en poco más de dos años. Sin duda, el caso es un riesgo para el gobierno federal por haber despedido a miles de burócratas a los cuales les acusaban de cobrar salarios altísimos.

Sin embargo, el gobierno puede entramparse en su propia red, ya que al reducir el personal de las dependencias, se echa la soga al cuello, ya que perderá recaudación. Los trabajadores de alto rango cobraban altos salarios, cierto, pero esos trabajadores también generaban el Impuesto Sobre la Renta (ISR), que en México es muy alto. Es decir, aportaban ingresos al SAT, que dejará de percibir la SHCP.

Por eso les digo que se entrampó el gobierno. No obstante, el secretario de Turismo, Miguel Torruco Marqués, ni sintiendo el temblor se hinca. El funcionario sigue contando historias que sólo las cree él. Dijo que como parte de las medidas de austeridad recortó a 37 por ciento de los mandos superiores de la dependencia. Entre estos despedidos figuran directores generales adjuntos, asesores y “una serie de séquitos que no iban acorde con un país como el nuestro”.

¿Cómo ven a don Miguel Torruco? Presumió que desde un principio del gobierno fue eliminada la Subsecretaría de Calidad y Regulación con lo cual pasaron de tener tres de estas áreas a solo dos. También dijo de los cambios en el Tianguis Turístico, donde pactaron que la empresa CREA lo organizaría, y desde este año se han tenido grandes ahorros. Ejemplificó que el Tianguis Turístico 2019, el gobierno federal lo planeó a través del Consejo de Promoción Turística de México, y la organización tuvo un desembolso de 80 millones de pesos y una comitiva de 85 personas, mientras que en la edición de Acapulco 2019 únicamente se hizo un desembolso de 82 mil pesos, y se llevaron 10 personas para trabajos específicos.  

De plano se brincó la barda de la Sectur el funcionario, sin tocar un solo ladrillo. Que se lo crea su abuela, si la tiene, porque yo no le creo nada de lo que dice. Es muy grande la diferencia en gastos, secretario, tampoco nos quiera ver la cara de tontos, por no decir de crestas.

Pero es tan falso lo que dice el secretario de Turismo, que bien pronto le tapó la boca el presidente del Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET), Pablo Azcárraga, pues expuso que el turismo en México perdió terreno ante países como Jamaica y la República Dominicana, que también padecen problemas de inseguridad y de sargazo, pero que han sabido promoverse.

Incluso dijo que la caída del 0.8 por ciento al Producto Interno Bruto turístico en México fue una situación visible, ante la reducción a la promoción de nuestro país como destino para visitantes nacionales, pero sobre todo extranjeros, ¡Zape con zapato caro al secretario de Sectur!

También el INEGI dio otro tallón en la espinilla a Torruco Marqués. El pasado martes, el organismo publicó que hubo una caída en los ingresos turísticos, y que hubo una interrupción de la racha positiva que se había mantenido durante 31 trimestres consecutivos este sector, aunque el turismo es clave para la economía nacional.

“Hay afectación al sector, desgraciadamente”, se lamenta el presidente CNET. “Hace falta promoción turística hacia México”, recalcó.

Considero que México siempre ha tenido problemas que inciden en el turismo. Actualmente el sargazo en las costas del Caribe es desalentador, así como la situación de inseguridad que atraviesa el país, y sobre todo que hay una percepción negativa de México en el extranjero.

Esto se ha traducido a que el número de visitantes, particularmente extranjeros, sea menor.

Una consecuencia paralela, reveló el empresario, es que hubo una disminución del 18 por ciento en las tarifas del hospedaje en los destinos de playa del país. En pocas palabras, hace falta el organismo que se encargue de proyectar al país y sus destinos de playa, tanto a visitantes nacionales como extranjeros. Ese es el punto que hay que defender, pues el turismo es clave para la economía nacional. Por favor, apoyemos juntos el sector.

No digo que está mal que ahorren, es bueno ahorrar, pero no de la forma que lo hacen, porque los resultados van a ser negativos.

En relación al plan de la austeridad del presidente Andrés Manuel López Obrador, también deben revisarlo antes de aplicarlo en todas las dependencias, pues con la medida generalizada están fregando a centenares de personas y de empleados burócratas, que también a los mexicanos.

Les sacudió el bolsillo el mandatario y muchos padecen el rigor con que se puso en práctica la Cuarta Transformación, pues no estudiaron los terrenos antes de meter cuchillo y se llevaron entre patas a cientos de familias que hoy sufren la dureza oficial.

También por el plan de la austeridad, el mandatario federal tiró a la basura programas y proyectos con inversiones millonarias, desperdiciando recurso de los mexicanos vía impuestos. No era dinero de los ex presidentes, el recurso invertido en esas obras que se cancelaron era de los mexicanos; sin embargo las dejaron sin efecto y derrocharon una fortuna.

Pero todo esto, decía mi madre, caiga en el dinero, ese se recupera algún día; lo que no le van a perdonar las familias al gobierno es haber dejado a los padres e hijos sin empleo. Esto sí tiene un alto costo que el tiempo se lo van a cobrar al gobierno lópezobradorista tarde o temprano.

Lo demás será pilón, pues también los programas que se tenían para los más necesitados, y que eran muy indispensables, pudieron dejarlos, solamente debieron regularlos, auditarlos y corregir los errores, cambiar lo que estaba mal y despedir a los malos funcionarios. Pero los quitaron. Por ejemplo el Seguro Popular, las Guarderías Infantiles, los Comedores Comunitarios, entre otros.

Llegaron como una aplanadora los de la Cuarta Transformación y de un plumazo eliminaron todo. Su orgullo oficial les impidió ver más allá de su dominio y ni siquiera cuenta se dan del daño que causaron a tantas familias de bajos recursos, porque desconocen el alcance de estos programas. Eran muchas las familias favorecidas por esos programas. ¡Qué ingratos!

Eliminaron los comedores comunitarios quedaban servicio a mucha gente pobre, que hoy deambulan por las calles hambrientos, pidiendo un taco.

Ustedes, mis estimados, tal vez me digan que soy exagerada, pero casi todos valoramos las cosas cuando las perdemos. Hasta que no eliminaron las guarderías, los comedores comunitarios y el Seguro Popular -que pronto desaparece también-, hasta entonces nos damos cuenta que sí daban servicios a los necesitados y que no debieron quitarlos.

¿Hasta qué nivel va a dejar de operar el Seguro Popular? No tengo el dato, solo sé que el nuevo plan llamado Instituto de Salud para el Bienestar, según experto en la materia, operará diferente.

Por su parte, el mandatario federal mencionó el pasado mes de julio que había resistencia al cambio por el nuevo plan de salud, porque habrá una apersona encargada de comprar las medicinas y surtir los hospitales, “pero eso no quieren en los hospitales, ellos quieren seguir con el mismo esquema, pero no vamos a dar marcha atrás”, dijo el presidente AMLO.

Esperamos por el bien del pueblo que funcione el nuevo instituto de salud, sobre todo por la propuesta de que habría doctores en zonas marginadas, que dudo mucho acepten los doctores especialistas subir a la sierra, por ejemplo, pues como están las cosas en algunas zonas, no creo que suceda.

Pero todo puede ocurrir. La falta de empleo está muy cañona y muchos por necesidad lo van a aceptar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *