fbpx

Las 12 horas de Rosario Robles

Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO. Así transcurrió la audiencia en la que la ex titular de Sedesol y Sedatu fue vinculada a proceso y enviada al penal de Santa Martha.

De 6 a 6

La audiencia de vinculación a proceso de Rosario Robles en el Reclusorio Sur duró 12 horas.

Durante ese tiempo sus seis abogados debatieron argumentos y pruebas con los cinco integrantes de la Fiscalía que al final consiguieron que se vinculara a Robles por ejercicio indebido del servicio público.

Además la Fiscalía logró que se le dictara prisión preventiva justificada.

“Yo aquí he estado y cuando hablo es porque siempre he dado la cara (…) En consecuencia, porque debe actuar conforme a las leyes y no para la tribuna, le pido que actúe en libertad”, le dijo Rosario Robles al juez de control.

La defensa

Julio Hernández Barros, abogado de Rosario Robles, acusó violación al proceso.

Los abogados de Robles presentaron 39 pruebas para buscar acreditar que:

Rosario Robles nunca tuvo pleno conocimiento de los desvíos de la llamada Estafa Maestra.

Que cuando supo de su existencia tanto en Sedesol como en Sedatu ella ya no era titular de las Secretarías.

Que las dependencias a su cargo no pudieron haber sancionado a las universidades públicas con las que se simularon convenios millonarios.

“Estamos ante un tribunal de Estado, ante un tribunal de consigna, es la más aberrante impartición de justicia que he visto en 35 años de ejercicio profesional, está de luto la justicia mexicana”, dijo Julio Hernández Barros, su abogado.

Los fiscales

El equipo de fiscales se abocó a establecer que Rosario Robles fue enterada del daño al erario, pues al menos tres de sus testigos colaboradores dijeron haber alertado a la entonces secretaria.

Cuando lograron la vinculación a proceso, los fiscales pidieron la prisión preventiva alegando que Robles tenía los recursos y la motivación para evadir la justicia, pues no pudo comprobar arraigo alguno en la Ciudad de México, donde Robles alegó vivir desde hace décadas.

La Fiscalía presentó a Robles como una figura manipuladora, capaz de influir en sus subordinados e incluso de alterar el proceso o la evidencia, uno de sus argumentos para pedir la prisión preventiva oficiosa.

“Qué bueno que dijo que vino a dar la cara, sin embargo, lo hizo mucho tiempo después de que nos vieran la cara a todos los mexicanos”, le dijo el fiscal Manuel Granados Quiroz.

“Estos tentáculos de poder que hoy tiene obstaculizan y son un peligro. Permanecer en libertad puede ser un peligro para la alteración de las pruebas”, afirmó Manuel Granados Quiroz, Fiscal federal

El juez

Para el juez Felipe de Jesús Delgadillo Padierna, Rosario Robles estaba inmersa en lo que llamó una unidad de propósito delictivo organizada para obtener en forma ilícita recursos del erario.

Además rechazó el planteamiento de la defensa de que la ex secretaria no pudo impedir los desvíos porque le fueron informados dos años después de que ocurrieron, pues esos son los plazos legales de las revisiones de auditoría.

“Debió velar por los recursos con honradez, lo que no ocurrió, por eso su falta de acción es relevante para el derecho penal, porque además de no hacerlo, no lo evitó durante todo un sexenio (…) Es increíble que no estuviera al tanto”, aseguró Felipe de Jesús Delgadillo Padierna, Juez de control.

“La Constitución dice que se debe practicar la revisión un año después. Por eso no es un argumento jurídico, sino un acto de cinismo, decir que el patrimonio del Estado ya no estaba dentro de su esfera jurídica”, argumentó.

La implicación de Peña Nieto

El juez federal pidió a la Fiscalía aclarar si el ex Presidente Enrique Peña Nieto está involucrado en la Estafa Maestra.

Delgadillo Padierna dijo que más allá de la discusión sobre si Robles informó o no de los desvíos a Peña, la ex funcionaria pudo haber cometido un encubrimiento al no reportarle esta situación mediante oficios.

“Se debe aclarar si el jefe del Ejecutivo Federal está involucrado, porque aquí, de manera tácita o velada, se le ha involucrado”

Felipe de Jesús Delgadillo Padierna, Juez de control

Aguardará en Santa Martha

Por los dos delitos de uso indebido del servicio público, uno en Sedatu y otro en Sedesol, Robles encararía una pena máxima de 14 años y una mínima de cuatro.

Rosario Robles pasará al menos dos meses en el penal femenil de Santa Martha Acatitla, plazo en el que debe terminar la investigación complementaria.

“Ella está ante la eventualidad de tener que cubrir una reparación del daño de más de 5 mil millones de pesos, que compromete a su segunda generación y hasta la tercera generación, no hay manera posible de pagarla, por eso puede permanecer oculta”, Manuel Granados Quiroz, Fiscal federal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *