fbpx

Podemos hacer cualquier trabajo, dice mujer obrera de la construcción

NOÉ AGUIRRE OROZCO

Mujer conquista igualdad en la industria de la construcción en Zihuatanejo, “a veces nos discriminan pero siendo mujer salimos adelante como sea”, ponderó.

Con los rayos del sol a quemarropa poco antes del mediodía, destacaba Margarita Cortez Arellano entre un grupo de obreros en acción, ella realizaba el mismo trabajo que el resto, con pala en mano llenaba cubetas de arena que eran transportadas al interior de la obra para hacer la mezcla.

Equipada con lentes de protección, faja y botas industriales, Cortez Arellano accedió a una breve entrevista mientras tomaba un respiro de su trabajo; dijo que tiene mes y medio como obrera y aseguró que se ha sentido bien en el desempeño de sus actividades.

Sobre qué podía decir respecto a la sorpresa que causa en las personas verla en el desempeño de un trabajo que por décadas se ha considerado exclusivo de los hombres, respondió, “no es nada del otro mundo, sí se puede aunque somos mujeres, a veces nos discriminan pero siendo mujer salimos adelante como sea”.

Dijo que lo que la motivó a entrar a la industria de la construcción y desempeñarse como obrera fue el gusto que le tiene a este tipo de trabajo, y como antecedente de su gusto por empleos que demuestran que no son el sexo débil, antes trabajó puliendo pisos.

Margarita es originaria de Acapulco pero con 10 años de radicar en Zihuatanejo, es madre soltera con dos hijos, de 12 y 15 años.

Antes de terminar la entrevista y regresar a tomar su pala, envió un mensaje a las mujeres, “hay que echarle ganas como sea, cualquier trabajo se puede hacer”.

En un sector dominado por los hombres especialmente en las tareas de albañilería o mano de obra, que son sinónimos de fuerza física, Margarita abre brecha para las mujeres de Zihuatanejo y de todo el país.

De acuerdo con el Diario de Querétaro, la Ciudad de México es la entidad que hasta el 2018 contaba con mayor participación femenina en el sector de la construcción con un 15%, Yucatán se ubicó como el que menos con 8% y en la media quedó Querétaro con 10%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *