fbpx

Palabra de Mujer

Ruth Tamayo Hernández

Mientras los morenos se encrespan, otros lloran

“Nuestra ciencia, nos ha hecho cínicos; nuestra inteligencia, duros y faltos de sentimientos”: Sir Charles Chaplin.

Mis estimados, en menos de 24 horas en Estados Unidos ocurrieron dos tiroteos con varias personas muertas y heridos. El primero se registró el sábado en El Paso, Texas; el segundo en Dayton, Ohio. Se desconocen la nacionalidad de todos los asesinados, pero en Texas cayeron 6 mexicanos y 7 más resultaron heridos, según lo confirmó el presidente, Andrés Manuel López Obrador.

Sin duda, son sucesos horrorosos, pues nadie tiene derecho a matar a una persona de esa forma, como si fueran venados. El maniático siguió el mismo patrón de los anteriores supremacistas que matan por odio de raza, sintiéndose superiores étnicamente hablando.

Pero los culpables de todos estos crímenes, son las autoridades norteamericanas; ellos nunca han tenido el valor de regular las armas, por eso les tocó poner otra vez los muertos. Así paga sus propios pecados la nación más poderosa del mundo, ya que ellos no han querido, porque sí pueden, regular el uso de las armas, que en este momento se les vende a cualquiera; y esa ilegalidad tiene teñido de sangre a México, porque aprovechando la guerra del narcotráfico, las compañías que producen armas hicieron su agosto, vendiendo armamento a tirios y troyanos, a uno y otro bando.

Esto no es un secreto; sin embargo, preocupa lo que expuso el presidente AMLO en Huetamo, Michoacán, en relación a las matanzas en la Unión Americana. El mandatario lamentó las muertes sobre todo de los mexicanos e instruyó al canciller Marcelo Ebrard, dar todo el apoyo a los deudos de los paisanos asesinados.

Durante su discurso en tierras michoacanas, el mandatario volvió a repetir su postura en relación a la inseguridad y violencia, entre que le recomendaba al canciller no confrontarse con el gobierno de Estados Unidos, que se conduzca con responsabilidad, ya que en esa nación hay un proceso electoral “y no queremos inmiscuimos en asuntos políticos de otros países”.

Siguió hablando el mandatario: “Lamentamos los hechos y esto reafirma nuestra convicción de que no deben enfrentarse los problemas con el uso de la fuerza y la incitación al odio. Tenemos que resolver en todas partes nuestros problemas con la fraternidad. Es necesario regirnos con el principio bíblico del amor al prójimo, nada por la fuerza, nada con la violencia. Tenemos que serenar al mundo. Nada de uso de armas de fuego, nada de uso de armas destructivas. Amarnos, querernos, no odiarnos, hacer a un lado la discordia. Abrazos, no balazos, esa es la postura.”

Pero, mis estimados, en verdad, estoy angustiada, porque estamos viviendo momentos graves de inseguridad y violencia a escala mundial, donde incluso el fantasma de la guerra fría volvió con el distanciamiento de Estados Unidos y Rusia, y los analistas están pronosticando que viene una tercera guerra mundial.

En nuestro país, los criminales al escuchar los discursos del presidente AMLO, seguro están muertos de risa, porque ellos en lo menos que piensan es en tratar con amor a las personas que matan, secuestran, levantan y desaparecen de mil maneras. Esos criminales no investigan si dejan niños huérfanos, sin padre y madre.

Mi ansiedad es cada vez más grande. Y más triste cuando vemos grupos de personas enfurecidas desarmando al Ejército, la Marina y a la misma Guardia Nacional. Esos hechos provocan miedo a la población, pues si le pueden hacer eso a los elementos que cargan fierros, cuanto más a un pobre ciudadano de a pie.

Al menos que ese sea el plan del gobierno, tener a un pueblo sometido con la cabeza entre las piernas, muerto de miedo. Porque de que está de cabeza el mundo, lo está, y difícilmente con abrazos podrán controlar la violencia que azota al país. O soy demasiado negativa, pues, pero con abrazos y besos veo imposible que sometan a tanto escorpión venenoso.

Lo cierto es que nos están matando, señor presidente. Mujeres, niños, periodistas, doctores, enfermeras y un largo etcétera, están cayendo. ¿Cómo podemos sentir amor al prójimo? ¿Cómo explicarles a dos niñas la muerte de su padre, cómo superar semejante dolor para poder amarnos, sin odiarnos? Si usted tiene la receta, dígala, porque el crimen está creando odio en México, pues si siguen las matazones como van, dudo que tenga su nación amorosa.

El terror crece entre la ciudadanía, pues cada que vemos esos episodios de terror en las redes sociales o medios electrónicos, el miedo crece, y también el rencor y el odio hacia las autoridades, sean culpables o no, porque la gente culpa de sus desgracias a lo más cercano que tiene, que son sus gobernantes.

Por cierto, por el mismo tema de inseguridad y violencia, en el municipio de Acapulco, la presidenta Adela Román Ocampo ha bajado varios puntos de popularidad, pues la alcaldesa insiste que bajaron los homicidios en el puerto, y le revelan en redes que tan sólo el miércoles y jueves mataron a cuatros taxistas, y este fin de semana una mujer fue asesinada a golpes.

La presidenta hizo un lado el asesinato de los taxistas y se lamentó por la muerte violenta como asesinaron a la dama. “Fue muy lamentable la muerte de la mujer en el poblado de La Venta, estoy trabajando mucho con el Instituto de la Mujer para tratar de evitar esos asesinatos contra la mujer; por lo regular ocurren por el machismo de los hombres, que creen que la mujer es de su propiedad”, dijo.

Sin embargo, la presidenta, por más que dio vueltas al tema para no hablar de los taxistas, no salió librada, pues al decir que ella personalmente haría recorridos a bares y centros nocturnos para vigilar que cumplan con el horario establecido los negocios que no respetan la hora de las 4 de la madrugada, serán clausurados.

Dijo también que no caerá en la petición de los empresarios, “pues ellos piensan en sus negocios, en sus bolsillos, pero yo no voy arriesgar la seguridad del puerto por ellos”.

Y les advirtió que en los recorridos van a participar autoridades que conforman el Grupo de Coordinación para la Pacificación de Acapulco, integrado por autoridades, navales militares y estatal.

Entonces se le ocurrió a la presidenta repetir que habían bajado los asesinatos dolosos, “bajaron los homicidios dolosos en julio”, dijo y que si hay hechos violentos es por otras circunstancias. Los reporteros insistieron por el asesinato de cuatro taxistas, y respondió la alcaldesa: “Cuando se dan esas circunstancias y persecución es porque hay alguna actividad delictiva de alguno de los actores de ese evento”. Y eso molestó a varios ciudadanos que han sufrido los embates de criminales y traen en salsa a la presidenta porque también se fue contra comerciantes ambulantes que fueron desalojados del espacio donde vendían sus productos. Y la gente le hablaba y le decía: “Presidenta, votamos por ti, nos prometiste que nos ayudarías; votamos por Morena porque nos prometiste mucho y mira lo que nos haces ahora”.

Y ella molesta les contesto: “Les prometió Morena, el partido, yo no. Tienen que respetar la línea provisional y no invadir la avenida Lázaro Cárdenas, yo no prometo anarquía; prometí orden en La Sabana y eso se está haciendo”, remató.

Y para cerrar con broche de oro, la alcaldesa les dijo a sus gobernantes de La Sabana, que en su informe del primer año de gobierno se darán a conocer varias acciones que ha hecho en favor de los acapulqueños.

Sin embargo, en las redes le dicen muchas cosas a la presidenta, sobre todo que ellos también la van a ignorar cuando vaya a pedirles votos para otro cargo, que saben ya anda buscando.

¡A que caray! Qué rápido se le subió el poder a la presidenta porteña. Todos son iguales. Qué manera de contestar ante los embates de la violencia, pues lastiman más el corazón de los deudos cuando inventan cosas, ya que sus familiares no pueden defenderse, pues ya están muertos.

A los funcionarios se les hace fácil inventar cosas, al cabo los muertos ya no se defienden. Todo esto, mis estimados, tiene en problemas al país y no augura nada bueno. Aunque no le gusten al mandatario federal las publicaciones de la prensa escrita, las redes sociales ponen de inmediato al descubierto todo lo que ocurre en el país y más para exhibir a los gobernantes corruptos. De esas redes nadie se escapa y de los memes menos. Las benditas redes sociales van a frenar un poco las corruptelas oficiales de los tres órdenes de gobierno, que siguen siendo muchas; pero lo peor es que continúan siendo iguales con los otros, no hay distinción de entre ellos.

En Guerrero, seguimos como la tamalera, comiendo y vendiendo. Sólo resta que la madre naturaleza nos regale lluvia para que siga creciendo la milpa; de lo contrario, van a valer sombrero las siembras y sufriremos los guerrerenses. ¡Feliz inicio de semana, mis estimados!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *