fbpx

Necesario, apoyo de Policía Turística para vigilar playas

Jaime Ojendiz Realeño

Salvavidas de Protección Civil y Bomberos (PCyB) Municipal consideran necesario el apoyo de la Policía Turística para evitar decesos en playas por alto oleaje, debido a que los turistas ignoran las advertencias que se les hacen.

Consultados sobre las actividades que desempeñaran los guardacostas durante el verano, Roberto Morales Cruz y Víctor Manuel, dieron a conocer que en los periodos vacacionales los problemas más comunes son que los turistas sean jalados por la corriente y golpeados por el oleaje alto.

Durante nuestro primer acercamiento se les hace una advertencia sobre las condiciones del mar, además de realizar recorridos y prevenciones; “si tenemos el fenómeno de mar de fondo se les dice de qué trata, y se les explica el significado de las banderas para que comprendan cuando se pueden meter al mar”.

También les sugieren que siempre que haya dudas pedir información al salvavidas que se encuentre en el balneario, y en el caso de bebés y menores de edad se les recomienda siempre tenerlos de la mano.

Por su parte José Isabel Peñaloza Cruz, abundó que cuando hay fuerte oleaje se les indica que lo más recomendable es solo mojarse los pies en la orilla, porque por debajo las corrientes te arrastran.

Un problema frecuente que incluso causa molestia entre los visitantes, son las constantes llamadas de atención; “se les advierte tres veces y si no hacen caso debemos estar atentos, y es necesaria la presencia de la Policía Turística para el apoyo cuando las personas no entienden”.

Aseguran que es algo que se debe implementar porque muchos turistas a pesar de que se les hacen recomendaciones los ignoran; “nosotros cumplimos con el deber de advertir como está el mar peros si no lo entienden nos veremos en la pena de llamar a la Policía Turística”.

Al término de su jornada laboral, dijo que se les reiteran las precauciones que deben tomar y se les avisa que ya no abra vigilancia de salvavidas, por lo que quedan bajo su propio riesgo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *