fbpx

En Chilpancingo… Camioneta “voló” de los carriles de alta del bulevar y cayó en el de baja

Chilpancingo, Gro (IRZA).- Una pareja se salvó de milagro al sufrir un fuerte accidente en la camioneta en la que viajaba la madrugada de este viernes en el bulevar Vicente Guerrero de esta capital, a la altura de la colonia Cuauhtémoc Norte.

A las 4:00 de la madrugada de este viernes, el conductor de una camioneta tipo Pick Up marca Toyota, color vino, modelo atrasado, placas HG-5328-B de Guerrero, perdió el control del volante al conducir a exceso de velocidad sobre los carriles centrales de sur a norte y chocó contra dos palmeras ubicadas en el acotamiento.

Tras el impacto, la camioneta salió “volando” y en el aire se viró, cayendo desde una altura de cinco metros con las llantas para arriba sobre el pavimento del carril lateral del mismo sentido en el que circulaba.

La unidad se arrastró por 50 metros sobre el pavimento y golpeó sobre la parte izquierda a dos viejos autos marca Volkswagen marca Sedan que estaban estacionados, uno color blanco y otro color oro, lo que provocó que la camioneta se detuviera muy cerca de la esquina con la calle Moisés Guevara de la colonia Cuauhtémoc Norte.

En la cabina de la camioneta quedó prensada una mujer, mientras que el conductor logró salir sólo con un ligero golpe en la cara y cuando intentó huir corriendo, los vecinos apoyados por taxistas, lo detuvieron y lo amarraron hasta que llegaron elementos de la Policía del Estado a quienes se los entregaron.

La mujer, cuya identidad no fue revelada, fue auxiliada y sacada de la camioneta por los mismos vecinos y taxistas y después fue trasladada en una ambulancia por paramédicos de la Protección Civil del Estado al Hospital General Raymundo Abarca Alarcón.

El parte médico indica que la mujer presentaba fractura en una pierna y golpes en diversas partes de su cuerpo.

Elementos de la Policía Federal llegaron al lugar a realizar los peritajes. Tanto en la cabina de la camioneta como cerca de ésta, encontraron envases de cervezas de lata y vidrio, por lo que los agentes solicitarían que al conductor le practicaran exámenes toxicológicos para determinar el grado de intoxicación etílica en el que se encontraba cuando conducía.

El conductor de unos 30 años de edad, quien se negó a dar su nombre a los policías estatales, fue puesto a disposición de la Agencia del Ministerio Público.

La camioneta quedó descuadrada, con la cabina y cristales despedazados y con severos golpes en el frente, mientras que el auto color blanco presentaba golpes en toda la parte izquierda y los cristales rotos de ese mismo lado y, el segundo “vochito”, golpes también en la carrocería del lado izquierdo.

La camioneta fue remolcada y trasladada con una grúa a un corralón.  

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *